Saltar al contenido
HISTORIAS

EL BASILISCO

Según las leyendas de Chile, el basilisco es una criatura mágica que se creó a partir de la combinación de un reptil y un pollo.

Si elaboramos una descripción algo más amplia, podemos decir que es un animal que tiene una cabeza de gallo, cuyo cuello escamoso y largo es idéntico al de una serpiente, y cuyas patas tienen la forma y el tamaño de las de un lagarto.

Los lugareños aseveran que por lo menos una vez al año, los granjeros encuentran una docena de huevos extraños en sus graneros.

En el momento del nacimiento del basilisco, casi corresponde a un renacuajo. Por lo tanto, las personas que lo ven no se sienten preocupadas. Sin embargo, se dice que la velocidad a la que esta criatura alcanza la edad adulta es sorprendentemente alta.

Por su parte, algunos individuos están convencidos de que esta bestia tiene la capacidad de matar a cualquier persona que vea de frente. La víctima se queda petrificada durante aproximadamente cuatro horas.

Pasado ese lapso, le sobrevienen un sin número de dolores y calambres, que paulatinamente hacen que se le detenga el corazón. Como siempre, hay varios puntos de vista cuando de leyendas de terror se trata y es que existen personas que aseveran todo lo contrario. Es decir, que, si el individuo corre lo suficientemente rápido luego de que ha visto al Basilisco, puede escapar de su ataque sano y salvo.

Finalmente, otra variante de esta leyenda, que se asemeja más a los mitos que a las historias de terror, dice que esta criatura acostumbra entrar de noche a las casas de campo en busca de alimento.

No obstante, en el caso de detectar cualquier tipo de movimiento por parte de alguno de los miembros de la casa, el basilisco se oculta en las sombras y sale de la casa sin robar nada.

EL BASILISCO - LEYENDAS CHILENAS
EL BASILISCO – LEYENDAS CHILENAS