Saltar al contenido
HISTORIAS

EL CALEUCHE

Dice la leyenda que el Caleuche es una nave que navega a la deriva por los mares que pasan por Chiloé, así como por los canales que se encuentran al suroeste.

La tripulación principal del barco está compuesta por poderosísimos hechiceros. Durante las noches de luna llena, se puede ver un buque de gran tamaño con las velas completamente desplegadas, del cual emana el sonido de varios instrumentos musicales.

De vez en cuando, se oculta en una capa de densa neblina, la cual es producida por la misma embarcación. Adicionalmente, se sabe que el Caleuche no puede ser visto durante el día.

No obstante, si por algún motivo, alguien se trata de acercar a él. De inmediato el barco se transforma en una tabla de madera que es imposible de atrapar. En otras palabras, aunque tratarás de llevarte ese tablón a la orilla, no podrías hacerlo puesto que este se adentraría más y más en el mar.

En otras ocasiones, el barco se transforma en roca y sus tripulantes se convierten en pájaros. Las personas mayores comentan que quienes habitan en el barco, en realidad son personas que en algún momento de la historia fueron hechizadas y convertidas en una especie de «esclavos».

Por si esto fuera poco, se dice que todos y cada uno de ellos tienen una pierna atada a la espalda. Eso significa que, para andar, necesitan dar saltos.

Otra peculiaridad que se menciona en los mitos que tienen que ver con esta historia es que, ninguno de los que se encuentran abordo recuerda su nombre, ni cómo llegó allí.

Finalmente, los habitantes de Chile le lanzan una advertencia a todo aquel que no conozca esta leyenda. Y es que, si en algún momento de tu vida te llegaras a encontrar con el Caleuche, no debes verlo de frente, ya que de lo contrario se te torcerá la boca como castigo por observar una embarcación conducida por brujos.

EL CALEUCHE - LEYENDAS CHILENAS
EL CALEUCHE