Saltar al contenido
HISTORIAS

EL COLOCOLO

Según la leyenda, el Colocolo es una criatura mítica a la que le gusta chupar la saliva de las personas que normalmente duermen con la boca abierta. El nacimiento de este ser es algo extraño, ya que los granjeros confirman que proviene de los huevos abandonados que ponen las gallinas de campo.

Luego estos son recogidos por culebras quienes se lo llevan a su morada en donde los empollan. Después cuando la criatura nace, la víbora lo adiestra hasta que éste aprende a chupar la saliva de las personas.

Se dice que un día un hombre y su familia se mudaron a una casa en el campo. Sin embargo, tan pronto como llegaron, uno de los vecinos les advirtió que era mejor irse de allí porque los antiguos dueños habían muerto de Colocolo en esta casa.

Eso es sólo una leyenda chilena mujer, le agradezco el aviso, pero tenga por seguro que, si la criatura aparece, yo la mataré de un pisotón. Replicó el padre de familia.

Por la noche, todos se acostaban en sus respectivas habitaciones. De repente, un fuerte grito hizo que su esposa se despertara. Ella giró la cabeza y vio que su marido tenía una terrible expresión de miedo en su rostro.

Ella saltó de la cama y encendió lo más pronto que pudo una vela. Rápidamente se dio cuenta de que su esposo tenía la boca completamente seca y que además no era capaz de respirar.

A la mañana siguiente, la esposa y los hijos salieron de la casa. Nunca se dijo que la misteriosa muerte de este sujeto fue causada por el Colocolo, aunque esta casa nunca fue alquilada nuevamente.

De hecho, pasadas ya varias décadas, una madrugada, la construcción se vio envuelta en llamas sin que aparentemente nadie hubiera iniciado el fuego.

Maneras de acabar con el colocolo hay muchas, sólo que se trata de una criatura sumamente escurridiza, por lo que es difícil matarlo. La más simple, es tirándole varias pedradas.

EL COLOCOLO - LEYENDAS CHILENAS
EL COLOCOLO