Saltar al contenido
HISTORIAS

LA DAMA TAPADA

LA DAMA TAPADA

Hay quienes confunden la leyenda de la dama tapada con la de la » llorona». Sin embargo, es útil aclarar que estas son dos historias diferentes, y explicaremos por qué.

La narración nos dice que de vez en cuando aparece una joven delgada en Ecuador, a quien nadie puede ver su rostro porque siempre la ha cubierto con un velo.

Se viste muy elegante y también lleva un paraguas. Los lugareños dicen que cuando está con un hombre, el espíritu emana un aroma extremadamente agradable para que la víctima se sienta atraída por ella y la siga a donde quiera que vaya.

Ese perfume es tan seductor que el individuo que lo huele no sabe hacia dónde se dirige. De esa forma, la dama tapada conduce al sujeto a una zona apartada. Es decir, un lugar en donde no hay ninguna otra persona que lo pueda ayudar.

De momento, la mujer se detiene en medio del camino, se para frente al hombre y descubre su rostro. La víctima al mirar la cara de la dama tapada, queda completamente horrorizado pues se trata de un rostro horripilante en estado de putrefacción.

Instantes después, el agradable perfume se convierte en un olor insoportable, semejante al de cuerpos descomponiéndose. El afectado no puede moverse hasta que su corazón deja de latir por completo.

Un amigo ecuatoriano me dijo que muy pocos tuvieron la suerte de salvarse del ataque del espectro y continuar sus vidas de la manera normal. Bueno, muchos de los que lograron huir de esta región forestal y regresar a la civilización han perdido completamente la cabeza y han sido encerrados en clínicas psiquiátricas debido a la horrible impresión que causó ver esta cara espeluznante.

LA DAMA TAPADA
LA DAMA TAPADA